Las Musas del Chocolate

la innovación en productos de chocolate negro, así como en referencias bajas en calorías o sin azúcar,  los chocolates orgánicos, de origen y con elaboración artesanal, son nuestras fortalezas para llegar al mercado internacional con productos altamente diferenciados que apuestan por la calidad. La emprendedora Clara Botero Fitzgerald hacía su maestría en Montreal cuando su […]

la innovación en productos de chocolate negro, así como en referencias bajas en calorías o sin azúcar,  los chocolates orgánicos, de origen y con elaboración artesanal, son nuestras fortalezas para llegar al mercado internacional con productos altamente diferenciados que apuestan por la calidad.

La emprendedora Clara Botero Fitzgerald hacía su maestría en Montreal cuando su prometido,  con quien había hecho mil planes de futuro, la dejó sin explicaciones. Su psicóloga le recomendó el chocolate, y esa fue, según sus propias palabras, su “wake up call”.   Prefirió reinventarse y crear, como parte de un proceso para reconocerse, estar ocupada, ganar unos dólares y comer chocolate sin remordimiento.

Y es que según un estudio publicado en 2006 por el Journal of Sexual Medicine, el chocolate contiene tres elementos que hacen cambios en nuestro cerebro: La feniletilamina, el tripatofano y la anandamida.  La feniletilamina del chocolate hace que se le considere un afrodisiaco porque, libera las mismas endorfinas que el sexo, lo cual produce placer en el cerebro. En experimentos de laboratorio, los animales se vuelven locos con esta sustancia y se comportan como si estuvieran en pleno cortejo. La investigación realizada a 163 mujeres arrojó que aquellas que consumieron chocolate experimentaron mayor deseo y placer que las que no lo hacían. Quizás por eso, el pueblo olmeca, hace más de 2000 años, hacia una bebida alteraba la mente a partir de las bayas de una planta: el cacao. Para los aztecas, siglos más tarde, la bebida del chocolate era la bebida con la que se invocaba a su diosa de la fertilidad. El chocolate también contiene triptofano, un aminoácido que produce en el cerebro la placentera, serotonina, la hormona de la risa, del entusiasmo y el optimismo, por eso se le considera el prozac vegetal. También contiene anandamida, otro neurotransmisor que activa la secreción de dopamina y produce efectos de euforia similares a los de la marihuana.

Y la cura funcionó para Clara. No sólo se curó de la decepción sino que fue el inicio de su negocio, porque quizás de todos los productos de alimentación que existen con el chocolate se va a la fija.  A todo el mundo, literalmente ( *el 75% de la problación dice que es su sabor preferido), le gusta el chocolate, y crear empresas con productos saludables, innovadores y artesanales alrededor del mismo es una muy buena idea de emprendimiento a la que hay que sacar partido.

En 2010 los analistas de la industria M&M ; predecían que el mercado global del chocolate generaría ventas anuales de US$98.300 millones para el año 2016, como resultado de un crecimiento anual del 3%. La demanda en Asia era la mayor fuente de crecimiento en las ventas. Sin embargo a pesar de esas predicciones, las grandes empresas han visto disminuir sus utilidades debido en parte por la fuerte presión de Europa y Estados Unidos por bajar el consumo de azúcar. Ahora si no se tiene cacao Premium no se tiene nada, y el chocolate negro (con más contenido de cacao) ha incrementado sus ventas.

El problema es que cada año consumimos más cacao del que se produce, y la tendencia es que más tarde o más temprano terminará acabándose. La razón es que su cultivo no sale tan rentable como plantar otros productos o dedicarse a oficios más estables en el sector servicios. De esta forma, los pequeños productores al Oeste de África cada vez están plantando menos cacao. Los expertos dicen que en 20 años será tan raro y caro como el caviar y que muy poca gente podrá permitírselo. Quizás por eso, compañías  como Hershey y Mars ya están trabajando con el genoma del cacao para crear plantaciones más resistentes y productivas.

De otra parte, más del 50% del cacao cosechado anualmente en el mundo proviene de África occidental. La mayor parte se cultiva en Costa de Marfil, seguida por Ghana, Nigeria y Camerún. Pero las noticias sobre la explotación infantil y el tráfico de esclavos para trabajar en las plantaciones de cacao de África, que salieron a la luz en el año 2000, han generado boicots y presión sobre las principales marcas americanas y británicas que lo tienen como materia prima. Para eliminar el trabajo infantil, varias ONGs como la Organización de Comercio Justo de los Estados Unidos han empezado a promover el cultivo de tipos de cacao nativos en distintas regiones que si garantizan la no explotación infantil, como Latinoamérica. Así el chocolate que se produce en países como Colombia, Brasil y Ecuador encuentra un mercado cada vez más receptivo.

La clave del éxito de este sector en Colombia también estará en la innovación en productos de chocolate negro, la combinación de nuevos sabores , así como en referencias bajas en calorías o sin azúcar.  La oferta de chocolates orgánicos, de origen y con elaboración artesanal, convierten nuestros chocolates latinoamericanos en un producto altamente apetecible para conocedores, y es en este espacio donde las emprendedoras del chocolate cobran relevancia. Queremos aquí enseñarles una muestra destacada de ellas:

 

THE POPS FACTORY

The Pops Factory es una empresa joven, como su dueña Clara Botero Fitzgerald quien pensó en cómo crear una alineación perfecta entre los gustos del cliente y su expertice como chef pastelera. Todo tiene signature: “Fait maison”. Los productos son personalizados y se precian de tener los mejores proveedores tanto en sus empaques de material ecológico, como en sus fresas, arándanos orgánicos y las mejores pulpas de frutos amazónicos para sus salsas. Su especialidad: los cake pops de todos los sabores y las salsas exóticas que los acompañan.

LECKERBISSEN

Daniza  Jurin, artista croata, colombiana, hondureña,  arquitecta de profesión, y pintora de corazón, se dedicó durante años al diseño de interiores, hasta que adquirió la marca en 1999, motivada por el deseo de tener su propia actividad y ser empresaria. En ese momento no imaginó que este oficio se convertiría en otra gran pasión, que la impulsaría hasta convertir un pequeño emprendimiento en una gran empresa, sin dejar su arte.  Para ella “emprender es un gran reto, es un camino agradable, emocionante, y a veces difícil, y sobre todo y principalmente es una gran escuela de vida”.

La marca indiscutible de Leckerbissen es que permite que el alma y el espíritu artista de su dueña se intuyan en cada chocolate. Cada empaque es una obra de arte, cada bombón tiene un componente estético muy marcado que hace que no queramos perdernos el contenido pero que nos rehusemos a tirar el empaque.

 

NUAZET

Margarita Velez y Marcela Puyo  unieron sus experiencias para darle vida a esta marca de Chocolates 100% Colombiana, y se plantearon la misión de compartir su pasión repostera y chocolatera a través de productos artesanales de alta calidad apostando por el chocolate en diferentes porcentajes y combinaciones. Sus creaciones son hechas en pequeñas cantidades y hechas con los mejores ingredientes y el cariño de las manos de quienes las fabrican.

Pero lo más interesante y uno de los factores a su favor de cara a alcanzar mercados en otros países, es el apoyo que dan a los cacaoteros colombianos, porque Nuazet es una empresa socialmente responsable, ubicada en el municipio de La Calera (Cundinamarca), que quiere fomentar el amor por lo nuestro a través de chocolates hechos con los mejores cacaos selectos Colombianos y elaborados por manos artesanas, uniendo así las características que empiezan a ser más apreciadas en los mercados internacionales.

 

LA FOLIE

Manuela Ibargüen , diseñadora industrial ,también llegó al chocolate después de trabajar en joyería durante mucho tiempo, hasta que se encontró con un set de moldes de repostería en un viaje a Paris y empezó a darle vida a una receta de brownies que le había enseñado su abuela. Poco a poco la fue transformando hasta llegar a una receta que le encantó,  y de ahí nació LA FOLIE que traduce La locura en francés.  En sus palabras: “Lo que hago es una locura de chocolate. Uní mi  pasión por la cocina y mi capacidad para crear alimentos que son capaces de despertar emociones”.

La folie hace letras de brownie, lo que permite que las personas le expresen a otras lo que sienten en cualquier ocasión importante. Su diferencia radica en que todo es personalizado, en la atención al detalle, en la sorpresa, en el mensaje que “como La Madeleinede Proust se recordará siempre”

COLOMBIAN CHOCOLATE CLUB

El Colombian Chocolate Club, creado en Bogotá en marzo de este año, por la chocolatera Suzie Hoban, ofrece experiencias únicas alrededor de la reciente explosión de marcas de chocolate Colombiano.

El Cacao y el chocolate fino colombiano han sido recientemente descubiertos  internacionalmente y su empresa ofrece la oportunidad de explorar este Cacao de Origen, tan especial.  A través las clases y catas del Colombian Chocolate Club, el cliente tiene la posibilidad de ser de los primeros afortunados en explorar este cacao tan especial e incluso descubrir como el cacao puede ser una herramienta de inclusión y de consolidación de la paz en Colombia.

Por su insuperable sabor, por sus beneficios, por su originalidad, porque se enmarcan en el comercio justo o porque llevan nuestros sabores al mercado internacional, damos la bienvenida a las marcas de chocolate de nuestras mujeres emprendedoras, artistas, maestras, amantes y musas del chocolate.

Conoce más sobre estas maravillosas empresas en nuestra guía de www.merakiu.com o pulsando aquí:

The Pops Factory

Leckerbissen Chocolates

Colombian Chocolate Club

La Folie

Nuazet

Por Ana María Corredor para MERAKIU

3 comments

  1. Clara Botero Fitzgerald

    Que buen artículo, muchas gracias por el reconocimiento para la empresa por su historía y para mi por la mención de Musa compartida con otras 4 mujeres fantásticas, con las que comparto el amor por el chocolate. Gracias Merakiu

  2. Angela Monroy

    Qué artículo tan maravilloso, es muy inspirador leer las historias de estas empresas que van endulzando el futuro de una industria.¡ Felicidades a todas!

  3. Qué hambre, ojalá poder probar todos estos chocolates, mi favorito el de nueces pecans caramelizadas y cerezas, en la foto se puede ver los grandes trozos que le acompañan, riquísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *