Mujeres que le apuestan a empoderARTE

  Empecé a hacer este articulo con la idea de hacer una reseña sobre estas maravillosas seis mujeres de nuestra comunidad MERAKIU, conocidas y exitosas en sus campos, que desde sus emprendimientos y dentro del ámbito de la cultura y el arte le apuestan a romper esquemas sobre la imagen y los roles de la […]

 

Empecé a hacer este articulo con la idea de hacer una reseña sobre estas maravillosas seis mujeres de nuestra comunidad MERAKIU, conocidas y exitosas en sus campos, que desde sus emprendimientos y dentro del ámbito de la cultura y el arte le apuestan a romper esquemas sobre la imagen y los roles de la mujer en nuestra sociedad.

Mi idea inicial nacía de la reflexión sobre un artículo que destacaba el hecho de que la foto más comprada en Getty en 2007 fuera una mujer símbolo sexual y que la de 2017 fuera una mujer escaladora, poderosa y libre, en la cima de una roca, y lo que eso significaba en términos de cambios de paradigmas.

Al principio les pregunté a mis entrevistadas, cómo desde la cultura se puede empoderar a la mujer; cómo desde sus proyectos ayudan a empoderar a otras mujeres desde la cultura; y cuales han sido esos momentos de empoderamiento en sus propias vidas.

La idea era hacer un artículo en el que se entrelazaran sus respuestas a esas tres preguntas a través de una sola voz (la mia), pero poco a poco me di cuenta que sus voces son tan poderosas, tan convencidas, tan auténticas que era realmente un crimen hacerlas mías y robarme sus palabras. No quería que se perdiera esa fuerza que tienen en primera persona. Qué mejor que experimentar el poder femenino a través de las propias voces de sus protagonistas. De manera que decidí hacerme a un lado ante su intensidad, rotundidad y belleza, y dejarlos a solas y sin filtros con esta maravilla de voces que desde la cultura apuestan por empoderarnos… por empoderARTE.  Voces de seis mujeres realmente poderosas y libres, que le apuestan con intensidad a la vida. Voces fuertes y valientes, pero orgullosamente femeninas. Gócenselas!

 

BEATRIZ LOPEZ. GALERISTA. INSTITUTO DE VISION.

Instituto de Visión* es un espacio de investigación, experimentación e intercambio entre artistas locales e internacionales, mercados y agentes culturales. Nuestro programa se enfoca en la práctica conceptual dando prioridad a asuntos que involucran micro revoluciones, perspectivas originales y ecosistemas personales insertados en un contexto específico. Las poéticas que nos inspiran se activan a través del intercambio, la tropicalidad, la descodificación, la cotidianidad, los archivos y los cuestionamientos a la historia. Instituto de Visión presenta un programa de arte público que pretende salir de los muros de la galería para llevar propuestas a espacios no definidos típicamente como artísticos.

Instituto de visión funciona de manera transversal, no jerárquico. Somos cinco mujeres: Karen Abreu, María Wills, Omayra Alvarado, y Beatriz Lopez,  que trabajamos como una familia respetándonos nuestros tiempos y espacios para que podamos atender todos nuestros roles familiares.

Instituto de Visión a través de su programa de investigación Visionarios plantea un repaso histórico, con el fin de revisar el trabajo de artistas que con su postura arriesgada y comprometida marcaron cambios trascendentales para el curso de las artes.  Tenemos gran interés en que haya una presencia femenina bastante alta en visionarios e investigamos a mujeres que han sido radicales, y cuyo trabajo ha sido inspirador y motor para la producción artística contemporánea. Queremos que haya una presencia femenina e investigamos mujeres desde los años 70 con temas de la feminidad y la ecología muy importantes.

El arte es una forma de asumir una realidad y de soñar esa realidad, y las mujeres que han utilizado el arte han transformado su realidad y la historia, por el poder simbólico que encierra el arte. Hasta ahora las mujeres después de muchas luchas se empiezan realmente a liberar. Las mujeres ahora se han empoderado porque el pensamiento patriarcal siempre ha inundado todos los terrenos menos el de la imaginación, por lo tanto el trabajo de las surrealistas es fundamental para entender el papel en el arte contemporáneo.

He sido muy afortunada porque en mi familia siempre se buscó romper los paradigmas patriarcales y entender la sociedad para poderla transformarla. Desde mi abuela, Virginia Gutiérrez de Pineda, que fue una de las primeras feministas en Colombia hasta mi mamá que siempre ha trabajado por los derechos de las mujeres. Y por eso para mí siempre ha sido muy importante saber mantener mi propia voz por encima de cualquier otra. Yo educo a mis hijas en la libertad y conocimiento de su existencia. Que no se trata de una lucha contra un enemigo sino un lugar que se puede convertir en un mejor lugar gracias a nuestras acciones.

 

MARIA FERNANDA GUERRERO. CINEASTA. LA BOGOTA SIN ASCO.

La Bogotá Sin Asco fue fundada el 2 de Octubre de 2015 con motivo de la necesidad creativa y la falta de espacios que propicien la expresión de una manera totalmente libre, nacen las ganas de reinventar procesos de divulgación. La Bogotá sin Asco ha sido parte de escenarios culturales, sociales y humanos a lo largo de dos años, creando un documento para la memoria histórica de la ciudad y el país. Es un colectivo, que con la estética del collage busca hacer memoria, un mediador entre la ciudad y el ciudadano, en un plano intermedio entre el periodismo de inmersión, la entrevista informal, el cine documental, y la investigación… Se fija como propósito, fomentar la identidad de una ciudad desconocida y de todos sus habitantes como vehículo de gestión humana, lo que resulta siendo finalmente CAMBIAR EL MUNDO A TRAVÉS DE LA CULTURA.  Un ente dinámico, sencillo y en permanente elaboración que se puede expresar de manera individual y colectiva. La Bogotá Sin Asco es Ante todo una gran amistad.

Soy Cineasta, fotógrafa, directora. Por un tema económico no pude terminar mi carrera y decidí hacer mis prácticas en la calle. Allí me encontré con historias que la gente quiere ver y conocer pero que no tiene a mano, en gran medida porque los medios de comunicación o las entidades que pueden hacer ver esta realidad  están polarizados y no son transparentes. Por eso nació este proyecto que quiere ser una ventana, un vidrio transparente para que el espectador realmente vea esas historias de la ciudad. Así nació La Bogotá sin Asco un día de la no violencia, como medio audiovisual independiente para la cultura y la difusión cultural para reinventarse espacios para la voz creativa jóvenes y mujeres.

Gran parte del equipo de trabajo, por no decir todas, somos mujeres voluntarias y estudiantes de todas las disciplinas y conformamos una organización sin ánimo de lucro que funciona con recursos propios. Somos un experimento social y documental y a partir de ese formato registramos sucesos sin pudor, que antes no se tocaban y que ahora salen a la luz. Queremos abrir discusiones. Nosotros documentamos en todos los formatos (escrito, audiovisual, fotográfico) porque estamos convencidos de que una de las formas de cambiar el mundo es la cultura que es un mecanismo poderosísimo de empoderamiento y transformación, que pueda comunicar y llegar a desatar conversaciones, abrir diálogos y cerrar brechas. Ser intermediario entre la ciudad y el ciudadano, y ser ejercicio de memoria histórica que es fundamental para la construcción de la humanidad.

En nuestro país y dentro del escenario del proceso de paz y la implementación de acuerdos para el postconflicto nos alineamos con colectivos que trabajan en pro de la memoria la voz la movilización. Me he encontrado en que muchos colectivos han empezado en la última década a ser fundados, constituidos y dirigidos por mujeres. Por ejemplo uno de batucada feminista, que se llama “La tremenda revoltosa” de chicas universitarias de universidades públicas y privadas que, a través de su música, levantan la voz contra el feminicidio y buscan transmitir el mensaje de que lo que debe defender la mujer que es su alegría. Actualmente estamos enfocadas en un proyecto de investigación de otro colectivo que se llama KIKA VETUSTA, que  que trabaja en pro de la paz y a partir del cual queremos hacer un largometraje sobre el post conflicto. Otro proyecto que queremos visibilizar es una investigación sobre el micro-machismo. En la Bogotá sin asco queremos defender la política de género bien entendida que últimamente se ha malinterpretado y confundido con una política LGBTI. Lo que buscamos crear es cultura alrededor de todos estos temas que eduque, transforme, proyecte, modifique y empodere.

Mi invitación es que ahora las mujeres más que nunca, debemos aprovechar esa fuerza cósmica que hace que esos espacios se estén abriendo ahora. Me encanta una plataforma como MERAKIU donde hay mujeres superempoderadas compartiendo, donde las mujeres mostramos nuestro potencial, no es fácil encontrar esos espacios exclusivos y hay que aprovecharlos.

 

MONIKA BRAVO. ARTISTA. STUDIO OF ENDLESS IDEAS.

El studio of endless ideas ´taller de ideas infinitas`  fue fundado a finales del 2016, para crear una plataforma global y local, una comunidad creativa donde se permita a los artistas a adquirir una consciencia del poder que tienen en la sociedad no solo como innovadores, inspiradores pero su papel fundamental en el mercado global, El estudio por ahora ofrece talleres en línea, y más adelante saldrá la tienda online, como también la agencia de representación.  
Soy muy curiosa, así que a lo largo de mi vida, he estudiado con varios maestros Taoistas, Buddhistas, Tai-chi, I-ching, meditación, nutrición, astrología, y muchas cosas más. Soy una melómana desde pequeña y una adicta a la belleza. Enseñar es un privilegio y me gusta hacerlo! el propósito en mi vida es conectar, comunicar e inspirar.

Percibo el universo en su totalidad. La energía femenina no se puede separar de la masculina. Es parte de la misma, basta saber cómo se revela y se manifiesta. Cuando pienso en energía femenina no pienso solo en feminismo ni en feminidad. Pienso en el poder tan increíble de la madre tierra que es pura energía yin, energía receptiva, que transforma a través del acto generoso de doblegar, de aceptación *surrender.  Y la energía yang es una energía creativa. Nosotros estamos en medio, y sólo si aceptamos este sistema binario, esta condición dual que se manifiesta en la naturaleza podremos entender el poder que hay en cada mujer Y En cada hombre. Desde hace muchos siglos esta energía se expresa de manera patriarcal. La respuesta no es el matriarcado. La respuesta es un balance dentro de nosotros mismos. Entender en qué momento necesitamos ejercer esta energía yin o yang.

En mi obra, y desde pequeña mi interés ha sido entender cuál era mi propósito en este universo, el camino a seguir para así manifestar y poder contribuir plenamente, me han interesado y trabajo con temas de percepción, tiempo, códigos, lenguaje, memoria, espacio y palabra como forma y no significado. Recientemente condensé en un taller en línea (Si se hace por internet!), todas las prácticas que he estudiado con maestros a lo largo de mi vida. Es un taller que te hace ver que el poder de tu lado femenino depende de su opuesto, que si los aceptas podrás saber usar su energía en el momento adecuado. Los últimos años por razones personales pase por una crisis existencial muy profunda, y fue dictando el primer taller hace unos 4 meses que me di cuenta de una cosa muy poderosa: Si quería sanar debía servir y enseñando a los demás a cambiar de perspectiva con los ejercicios de observación aprendidos podría cambiar la mía propia. Y así fue! 45+ Talleres más tarde, sé que el propósito de mi vida es conectar comunicar e inspirar!

El poder lo tenemos que encontrar dentro de nosotros para poder ejercerlo Y el cambio de paradigma se da primero en nosotros y luego se comienza a compartir con los demás hilando un tapiz de amor y entendimiento para así empoderar a los y a las demás!

 

CLARE WEISKOPF. CINEASTA. CASATARANTULA.

casaTARÁNTULA es una empresa de producción colombiana dedicada a la creación de cine con énfasis en los documentales de autor. Combina la experiencia de Clare Weiskopf y Nicolás Van Hemelryck, quienes durante más de 10 años se han dedicado al diseño, desarrollo y producción de audiovisuales. La compañía nació para producir el largometraje documental AMAZONA (antes To the Amazon) que consiguió el apoyo del IDFA Bertha Fund, el Tribeca Film Institute, el FDC-Proimagenes y Dok.Incubator, y ahora está en postproducción. casaTARÁNTULA actualmente está desarrollando proyectos cinematográficos de otros autores. La colaboración entre los socios comenzó en 2009 realizando documentales para televisión con sujetos en Bosnia i Herzegovina, Estados Unidos y España. Clare Weiskopf ganó dos veces el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar con algunas de estas producciones.

Mi nombre es Clare Weiskopf y soy cineasta. En 2012 empecé junto a mi esposo a convertir un sueño en realidad y fue hacer el documental AMAZONA. Duramos 5 años en la realización de este documental que es muy personal pero a la vez universal. Es un documental sobre lo que significa la maternidad y explora esa delgada línea entre la responsabilidad y la libertad cuando nos volvemos madres. A partir de haber realizado este documental montamos una empresa que se llama Casatarantula dedicada a producir documentales de autor. En este momento tenemos seis proyectos de documental de diferentes directores y en diferentes estados de producción. Me interesa mucho como directora el tema del empoderamiento femenino y trabajo muchos el universo de lo femenino.

Estoy convencida que desde el arte y desde el cine se está cambiando la forma como se ve la mujer y los roles que se supone que debería tener  en la sociedad, especialmente los roles como madre. Ahora el cine muestra a una mujer empoderada y libre que no tiene solo un rol sino varios roles, y el cine pone sobre la mesa temas para que la gente discuta, temas tabú que antes se evitaban.

Con Amazona y casa Tarántula es una película que empodera a las mujeres y sobre todos a las madres en Colombia, que es un país conservador y doble moral donde la gente tiene mucho interés en hablar de esos temas y entrar en esas discusiones. Mi madre, Val, el personaje central de mi película, rompe con todos los paradigmas. Plantea la cuestión de que para ella la vida es más importante que sacrificarse por los hijos y rompe con el tema del sacrificio y su connotación religiosa, que tradicionalmente se ha vivido y que mete a la gente en una espiral de culpa. Ella para muchas mujeres que han visto la película es una heroína y desde sus propias vivencias muchas se sienten identificadas y reflexionan sobre sus vidas, y sobre hasta donde estamos dispuestos a asumir ciertos roles en la sociedad.

Personalmente yo viví un momento de empoderamiento y sentí un cambio muy grande cuando decidí arriesgarme, hacer lo que siempre había soñado y lanzarme al vacío para hacer AMAZONA, dejando un trabajo estable. Eso me empoderÓ. En el proceso también quedé embarazada y eso me empoderó aún más y me cambió radicalmente la vida. Descubrí que podemos ser unas buenas madres, si es que existe eso de ser mala madre, pero también a la vez cumplir nuestros sueños como mujeres. Decidirme hacer algo que realmente quería y haber sido madre al tiempo fue una experiencia transformadora.

 

JULIANA BOHORQUEZ. ARTISTA. MERAKI.

Meráki® es una Organización funadada en 2011 por Juliana Bohorquez, Artista plástica que ha trabajado en temas de postconflicto, reconciliación y empoderamiento. Meraki busca  el Desarrollo Humano y la Innovación Social, trabajamos a partir del arte y de Procesos Sistémicos y Creativos. Diseñamos y realizamos procesos conformados por talleres, dinámicas y laboratorios para la innovación y desarrollo del sector Social, Educativo y Organizacional.Nuestra  filosofía es construir los espacios y las condiciones necesarias para que las personas encuentren su misión, con una libertad sustancial, fundamental. Ser libres como seres; independientemente del estado, las creencias. Encontramos sentido en el reconectarnos con nuestra parte humana, entendiendo que todas las acciones que realizamos como seres en este planeta, tienen un impacto en la totalidad. En Meráki® creemos que, “poner quienes somos en lo que hacemos, es la fuente para el cambio. Vivimos, diseñamos y creamos, oportunidades para un futuro sinérgico y sostenible”. Cuando realizamos acciones con efecto, enfocados en lo que más nos gusta, lo que mejor sabemos hacer y desde donde impactamos más a otros, somos Meráki®.“No estamos buscando cambiar el mundo, pero generamos acciones con efecto, que al final, creemos que sí resultan transformándolo”.

En el campo del arte, mujer, empoderamiento, cultura, he trabajado intensamente con mujeres jóvenes en territorio y en la ciudad y actualmente tengo un proyecto que se llaman Memorias a Color  que busca generar diálogos entre desmovilizados y comunidades de víctimas, y como a través del arte se resignifican los valores y se aterriza lo que las mujeres quieren para su futuro.

Otro proyecto es entre las academias y ONGs  y las comunidades que han sido golpeadas por la violencia. Se busca  invertir el flujo de información y conocimiento y que la academia y ONGs aprendan de las prácticas de transformación social, que han utilizado estas comunidades para superar por si mismas el dolor, y las apliquen. Esto cambia la dirección como fluye el conocimiento que ahora nace en las mujeres que han tenido experiencias de vida impresionantes y que tienen la capacidad de permear e influir en la academia.

He trabajado en el Campamento para la Paz y he visto que definitivamente el arte y la cultura en territorios y ciudades, en sitios tan difíciles como Colombia, se convierte en la puerta del espíritu, en la oportunidad de comunicarnos y relacionarnos entra tanta complejidad. Esto nos da la oportunidad de resignificarnos como mujeres a través del arte, de reconocernos y reconocer nuestras comunidades en sus propios procesos históricos. El arte es el medio por el cual reconocemos que:   1. La mujer es y ha sido el blanco de la guerra, y 2. También se ha convertido en el motor de transformación en las zonas de Colombia más golpeadas por la violencia.

Así en toda la geografía ahora vemos grupos de mujeres trabajando juntas y construyendo.. Las mujeres a través del arte se reconcilian con ellas mismas y reconectan, con unos procesos espirituales profundos. Y eso sólo desde allí, desde su experiencia que puede promover una visión diferente de la realidad y de la mujer. La mujer era blanco de guerra y ahora es la que más genera transformación social, individual y colectiva. El arte permite esos procesos profundos terapéuticos de re significación sobre qué es ser mujer, la ha puesto sobre la mesa de negociación y permite la reconexión colectiva. Cuando las mujeres reconocemos nuestros propios procesos internos y creamos, damos origen a cambios culturales muy poderosos. Esa re significación de lo que somos como mujeres en la sociedad tiene el poder de transformarla. El cambio viene a través del corazón de las mujeres.

 

ALEJANDRA BONET. DISEÑADORA. OYE!

“OYE!” es una comunidad que diseña herramientas para aprender, debatir y darle forma a tu propia versión del Feminismo. TU VIDA. TU FEMINISMO. Nadie más está en tus zapatos más que tú. Por eso es válido no creerle del todo al activismo feminista, ni a los estudios de género. No obstante esto no nos impide observar de manera crítica nuestra sociedad y ser conscientes de las problemáticas que hay. Empezar a proponer soluciones está en tus manos para ayudar a crear un futuro donde ya no se discrimine por razones de género o sexo.

 Mi nombre es Alejandra Bonnet Toro. Soy bogotana radicada en Barcelona hace dos años. “OYE!” es un proyecto para diseñar de manera participativa herramientas que ayuden a reducir el problema de género. La apuesta es a que le perdamos el miedo al Feminismo y empecemos, hombres y mujeres, a pensar de manera activa en encontrar soluciones prácticas y cotidianas al problema de género.

La cultura y el arte tienen el poder de mover a las personas a través de la empatía. Cuentan historias con las que nos podemos relacionar, a diferencia de la teoría y la academia. El activismo y pensamiento feminista, junto con los estudios de género llevan mucho tiempo diciendo verdades difíciles. Verdades que implican un nivel de introspección y reflexión que es imposible si uno mismo no se siente parte del problema. En cambio, cuando el problema se explora a través del arte y las expresiones culturales, el espectador puede comprender mejor el problema y, en en el mejor de los casos, puede hasta tomar acción para corregir su propio rol dentro del problema.

El tema del sexismo y el desequilibrio en oportunidades y libertades para las mujeres es más que evidente. Todas lo hemos sentido, en mayor o menor nivel. El problema es que aceptar que somos víctimas apesta, y por eso, hombres y mujeres lo hemos rechazado. Especialmente porque la manera como se ha registrado el activismo y la academia ha sido casi exclusivamente para recordarnos lo pésimas personas que somos, sin darnos mucha alternativa para cambiar. Por eso es tan importante ver, especialmente en la cultura popular y el arte, otras maneras de ser. Maneras donde vemos como se rompen con los mitos que nos mantienen a las mujeres en desventaja; desde fotografías de padres amorosos, hasta mujeres profesionales que no tienen que ser sexy (o malas madres). El cine, la literatura, la música, el teatro, incluso hasta las marcas crean imaginarios para que vivamos lo que creemos imposible y nos ayudan visualizar, de manera práctica, cómo debería ser ese mundo ideal y lo que necesitamos hacer para alcanzarlo.

Definitivamente creo que la mejor manera de empoderar a la mujer, y al hombre, para solucionar el problema de género es a través de las expresiones artísticas y culturales. Su objetivo es usar la creatividad propia del diseño y las artes para bajar lo académico a la cotidianidad. Así, por ejemplo, su primera herramienta es un libro de actividades que te ayuda a aprender qué es (y qué no es) el Feminismo mientras reflexionas sobre el problema de género en tu vida. Todo desde un lugar muy cotidiano, propio y divertido, no académico.

Conoce más sobre estas increíbles artistas en nuestra guía MERAKIU:

Beatriz Lopez y el Instituto de Visión

Alejandra Bonet y OYE!

Juliana Bohorquez y Meraki 

Clare Weiskopf y Casatarantula

Monika Bravo y Studio of Endless Ideas

Maria Fernanda Guerrero y La Bogotá sin Asco

 

 

 

 

 

 

Por Ana María Corredor Alonso

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *