IKEA – Una empresa que puede inspirar tu negocio, cualquiera que sea.

Ingavar Kamprad, murió el 28 de enero pero su legado empresarial vivirá por mucho tiempo. Ikea, no sólo es una empresa que vende muebles a precios accesibles, pero no es solo un modelo de negocio que promueve la sostenibilidad, Ikea es mucho más que eso. Nuestra #MerakiuWoman Monika Bravo nos ha dado otra visión de […]

Ingavar Kamprad, murió el 28 de enero pero su legado empresarial vivirá por mucho tiempo. Ikea, no sólo es una empresa que vende muebles a precios accesibles, pero no es solo un modelo de negocio que promueve la sostenibilidad, Ikea es mucho más que eso.

Nuestra #MerakiuWoman Monika Bravo nos ha dado otra visión de la que conocemos habitualmente: “hoy murió Ingvar Kamprad, el fundador de IKEA*… “cuando estuve casada con Dag, un sueco que provenía de la misma zona en Suecia, Smaland, entendí mucho el concepto, pues de todas las regiones de Suecia, su suelo, no se prestaba mucho para la agricultura, así que durante una de los grandes periodos de hambruna, un grupo muy grande de suecos de esta región, emigraron a USA, hoy en día sus descendientes viven en Minnesota y alrededores. la gente de esta área es muy recursiva debido a la calidad de sus suelos que es muy rocosa…”.

Monika reflexiona “… ¿Por qué lo menciono? Pues su concepto de sostenibilidad ha sido muy bien recibido en el mundo por su practicidad y ha sido un modelo económico que funciona. Esto demuestra que si buscamos que todas las partes de nuestras vidas estén conectadas y que los productos o servicios que consumimos y ofrecemos sean sostenibles, preguntas como: ¿ Qué filosofía hay detrás de la creación de lo que haces o apoyas?, ¿De donde viene la comida que comes? ¿Qué productos estas apoyando? ¿Qué consciencia hay en su producción? ¿Qué tanto piensas tanto en ti, como en tu comunidad? etc. cobran sentido.”

Estas `preguntas quizás han hecho que IKEA sea una empresa con valores y pasión por la vida en el hogar. Donde se crea cada uno de los productos con la intención de mejorar los hogares. El concepto IKEA nace de la idea de ofrecer un surtido de productos de decoración del hogar asequibles para la mayoría de las personas, no solo para unos pocos.

En IKEA se quiere influir positivamente en la gente y en el planeta. ‘

La historia de IKEA comienza en 1926 con el nacimiento de su fundador, Ingvar Kamprad, en Småland, al sur de Suecia. Creció en “Elmtaryd”, una granja cercana al pueblecito de Agunnaryd. Desde bien joven Ingvar ya tenía la idea de abrir un negocio.

Cuando tenía cinco años, Ingvar Kamprad comenzó vendiendo cerillas a sus vecinos, y a los siete, amplió su zona de ventas montado en su bicicleta. Se dio cuenta de que podía comprar cerillas al por mayor y a muy bajo precio en Estocolmo para después venderlas al por menor a precios también bajos pero obteniendo un buen beneficio. La venta de cerillas la complementó con la de semillas, postales, adornos para árboles de Navidad, y más tarde, plumas y bolígrafos… hasta hoy, con tiendas por todo el mundo.

Ikea, una empresa que puede inspirar tu negocio, cualquiera que sea.

Nos gustaría recalcar 5 formas de pensar del fundador de Ikea, que pueden servir de inspiración para nuestros propios emprendimientos, para nuestros proyectos o para empresas consolidadas, grandes y pequeñas.

  1. Pensaba siempre primero en el cliente:“Generalmente las personas tienen recursos financieros limitados. Son muchas de las personas a las que aspiramos servir “, escribió Kamprad. “La primera regla es mantener un nivel extremadamente bajo de precios. Pero deben ser precios bajos con un significado. No debemos comprometer ni la funcionalidad ni la calidad técnica “.
  2. Sacaba el máximo de sus recursos.“El tiempo es tu recurso más importante. Puedes hacer mucho en 10 minutos. Diez minutos, una vez que se han ido, se han ido para siempre. Nunca puedes recuperarlos “. Además ahorraba de forma constante, tenía un Volvo viejo y nunca viajaba en business, su equipo tenía que alojarse en hoteles baratos.
  3. NO centraba su negocio en un solo producto: Kamprad comenzó su primer negocio cuando tenía 5 años vendiendo fósforos alrededor de su vecindario, graduándose de adornos navideños, peces, lápices y semillas. Ikea no siempre vendía muebles. Esa parte del negocio comenzó en 1948, pero durante esos primeros años, después de que lanzó la compañía de pedidos por correo a los 17, vendió artículos como nailon, bolígrafos y carteras de un camión de leche reutilizado. Un buen recordatorio de dónde empiezas y dónde terminas puede parecer muy diferente.
  4. El trabajo no debe ser solo trabajo: ”Un trabajo nunca debe ser solo un medio de vida”, escribió Kamprad. “Si no estás entusiasmado con tu trabajo, un tercio de tu vida se desperdicia”.
  5. No hay que tener miedo a cometer errores: ”Solo mientras se duerme, uno no comete errores. Cometer errores es privilegio de los activos, de aquellos que pueden ver sus errores y corregirlos“, escribió. “Nuestros objetivos requieren que constantemente practiquemos la toma de decisiones y la responsabilidad, constantemente superar nuestro miedo a cometer errores. El miedo a cometer errores es la raíz de la burocracia y el enemigo del desarrollo “.Dejamos su link para que entren y miren sus productos con otros ojos. Que al verlos entiendan de donde vienen, y como responden a esas preguntas y reflexiones que se puede y debe hacer un emprendedor AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *