Lo que debes hacer y lo que no debes hacer en tus redes sociales durante tu campaña de crowdfunding.

El tema de este artículo es sencillo, te diremos cómo usar las redes sociales para el crowdfunding.  Si estás leyendo esto es porque ya tienes un proyecto de crowdfunding en Merakiu  o estás pensando en tenerlo, así que desde My Chic Consulting queremos darte la enhorabuena.

 

En este artículo encontrarás:

  • Empecemos: cómo llamar la atención.
  • Qué hacer con tus redes sociales.
  • Qué no hacer con tus redes sociales.

 

Empecemos: Cómo llamar la atención

Todavía hablamos de transformación digital pero no nos damos cuenta de que es la era digital, tu proyecto de crowdfunding no tiene que transformar nada porque ya ha nacido digital y es ciudadano de la aldea global y como tal lo tienes que tratar. Habitualmente hablamos de incorporar una estrategia digital, pero la estrategia digital en tu caso debe estar integrada a la estrategia de negocio.

Nuestra especialidad en My Chic Consulting son las redes sociales, así que hoy queremos darte algunas ideas de cómo usar las redes para potenciar al máximo tu campaña de crowdfunding y conseguir el mayor número de mecenas, donantes o colaboradores, lo que sea que necesite tu proyecto.

Hace unos años si una publicación en redes sociales llamaba la atención de un usuario podía conseguir 12 segundos de su atención, hoy en día son sólo 8 segundos de atención. ¿Ves de qué hablo? Tu campaña de crowdfunding necesita llamar la atención de la gente durante más tiempo, enamorarlos y convencerlos de que tu proyecto no solo merece más de 8 segundos de su tiempo sino también su dinero… respira, entre lo uno y lo otro hay un gran vacío que debes rellenar, un enorme puente construido con distintas piezas:

  • con la mejor historia de tu producto,
  • con el mayor encanto personal,
  • con el mayor esfuerzo empresarial,
  • con la mejor plataforma de crowdfunding,
  • con la mejor landing page que haya habitado el universo de las landing page,
  • con la mejor página de redes sociales de entre la maraña de redes sociales…

En resumen:  Con lo mejor de lo mejor.

Qué hacer con tus redes sociales

1. Construye con cariño tu Storytelling: Como la tecnología ha democratizado el poder de compartir nuestras historias con el mundo, también lo ha hecho con las empresas. Los paradigmas están cambiando y cuando una empresa mejora su conexión emocional con su público también mejora su rendimiento. Ahora es más fácil llegar a tu clientes través del corazón que de la cabeza. En My Chic Consulting sabemos esto muy bien por eso nuestro slogan es crear- conectar – inspirar- Esto es lo que se hace contando la historia de tu proyecto. Escribe, resume, haz un video, diferentes postales, toma fotos, habla…. Cuenta desde el corazón.

2. Elige el canal adecuado para promocionar tu campaña de crowfunding. Nosotras te recomendaríamos Facebook por ser la red social más importante del planeta, 1.800 millones de usuarios activos al mes. Pero también debes incorporar otras redes sociales donde tu producto funcione bien, puede ser que que tu red social más importante no sea Facebook. Incluye whatsapp en ese campo de opciones. Recuerda buscar plataformas que te generen tráfico a tu landing page.

3. Empieza a construir tu comunidad antes de lanzar tu proyecto. En el  crowdfunding importa más el crowd que el funding. Los principales elementos en una campaña como esta son las 3Fs: Friends, Family and Fans… algunos se refieren a los Fans como Fools, pero en My Chic Consulting sabemos que en estos tiempos no hay tontos, los consumidores tienen más información  que nunca y más oferta que nunca, esto impide que sean fools.

4. Diseña al detalle tu campaña de marketing en las redes sociales. Qué publicarás, cómo, cuándo y quién lo hará, cuál será el seguimiento. Tu campaña de marketing en redes tiene que ser un reflejo de tu campaña en el mundo off-line. Mantén el branding exacto, ten en cuenta todo el tiempo el mensaje, enfócate y no te salgas del camino.

5. Mide los resultados de forma constante. Usa las herramientas analíticas para saber qué alcance estás teniendo (cuánta gente te ha visto), qué conversión estás teniendo (cuántos de esas personas han aportado a tu proyecto) y cuál es tu ROI, return on investment (qué retorno tiene lo que has invertido). Las herramientas más básicas son las de las estadísticas de Facebook, aprende a usarlas, pero también las hay mucho más avanzadas y detalladas.

Qué no hacer con tus redes sociales

Ahora veamos lo malo, los errores más comunes que se comenten durante las campañas de crowdfunding.

Principales errores en las campañas de crowdfunding en las redes sociales:

1. El piloto automático: mucha gente piensa que por tener una página de Facebook bonita, o en la red que haya elegido, es suficiente y dejan las campañas en piloto automático. ¿cómo? algunos hacen algunos posts atractivos y los programan para que salgan por días a tal hora, otros ni eso. Una campaña de crowdfunding tiene un tiempo limitado y durante ese tiempo los esfuerzos deben ser titánicos por todo lado. Actualizaciones del estado de la campaña, interacción en tiempo real con las personas que dejan comentarios o dudas… y lo más importante, ajustar las velas para cambiar el rumbo de inmediato si pasa algo que no estaba planeado y sentimos darte esta noticia: muchas veces pasan cosas que no estaban planeadas 😎

2. Pedir dinero sin construir una relación de confianza:  Ponte en los zapatos del otro, no en los tuyos. Tú sabes lo que hay detrás de tu proyecto.  Seguro estará hecho a base de sueños, trabajo, lágrimas y entrega absoluta, pero quien no ha estado a tu lado no tiene porqué saberlo si no se lo muestras. He dicho muestras porque antes de dedicarme a este trabajo he sido profesora de creación literaria y algo básico a la hora de contar una historia no es contar (o decir) es mostrar. No digas que eres apasionada, muestra esa pasión en un video; no digas que tu proyecto tiene una base sólida, enseña que tienes un business plan; no escribas que tu producto es lo mejor que hay, enséñalo constantemente… todo esto construye una relación de confianza.

3. Pedir algo y no dar nada a cambio: Pedir dinero es algo difícil pero además esperar que los demás se conviertan en filántropos y no darles nada a cambio es absurdo. Usa la redes sociales para decirles lo que tendrán a cambio de su colaboración, ya sea el producto, su nombre en algún sitio de honor, una información o experiencia única para ellos. Hazlos sentir únicos y especiales porque lo son, el mundo ofrece millones de posibilidades para poner cada centavo que tenemos y ponerlo en tu proyecto es algo extraordinario.

4. No tener una campaña organizada antes de lanzamiento: Una precampaña. Las encuestas muestran que quienes alcanzan el 15% de su objetivo de financiación dentro de la primera semana tiene más de 80% de probabilidad de éxito – pero para alcanzar dichos niveles debes tener un plan de marketing pre-lanzamiento.

5. Conectar con el publico equivocado: Existen herramientas para hacer las audiencias pero la mejor es herramienta es el tiempo y la dedicación. Piensa en esto antes de empezar.

6. No invertir dinero en anuncios: Muchas personas siguen pensando que por hacerlo todo bien su campaña tendrá mucha visibilidad en las redes sociales, y eso no es suficiente. El algoritmo de Facebook dará siempre prioridad a las publicaciones de amigos y familiares de los usuarios (asegúrate que ellos son tu ejército de aliados y que comparten en sus redes todo lo relacionado con tu campaña). Además las redes sociales se han convertido al concepto de Pay to Play, por lo que los anunciantes tendrán mucha más visibilidad de la que tendrían de forma orgánica. Facebook Ads sigue siendo barato en comparación con el precio de promocionar campañas en otras plataformas. Diseña una campaña hecha a medida de tu presupuesto en la que saques el mayor provecho de la red social, usa el power editor o encarga esta labor a algún experto en la materia, no sabes la de entresijos que hay y la de herramientas que se pueden usar.

7. No delegar nada: Es imposible llevar un coche, ser piloto, copiloto y pasajero a la vez. Aprende a delegar tareas, hazte con un equipo de confianza, gente que crea en tu proyecto, busca asesores, expertos, amigos, familia, amigos de amigos… y delega según sus habilidades y conocimientos. Hay mucha cosas por hacer y no puedes hacerlo sola.

8. No disfrutar del camino: Este es el peor error, no saber que un viaje no solo es el destino sino también el camino. Disfruta de cada paso, de cada idea y cada fracaso, todo te enriquece a ti y por lo tanto enriquece tu proyecto.

¿QUIÉN SOY?

Mi nombre es Angela Monroy y soy la feliz cofundadora de la agencia digital MY CHIC CONSULTING. Estudié Administración de Empresas y Creación Literaria y Pensamiento. Soy colombiana y estadounidense, en la actualidad vivo en Madrid, España pero me puedes encontrar siempre en Internet porque soy una auténtica nómada digital. Si quieres saber más sobre mi te invito a conectar conmigo en LinkedIn